La Naturaleza Del Software

LNDS

Satisfacción

| Comentarios

Vivimos en tiempos en que la gente no sabe apreciar la naturaleza, lo que tiene, la maravilla de la vida. Hoy en la mañana alguien en mi timeline en twitter comentaba lo siguiente:

Ayer fui a un lugar turístico donde la gente estaba desquiciada tomándose fotos para el “face”—contemplar la belleza natural era accesorio – @juque

Vivimos tiempos de apariencias, donde lo que parece importar es aparentar el éxito. No importa si estás ante la maravilla de la naturaleza, si te encuentras frente a las Torres del Paine, o las Cataratas del Niágara, lo que le interesa a la gente es demostrar a sus pares, a sus “amigos” que estuvieron allí, publicarlo en su muro de Facebook, pero estremecerse ante la imponente naturaleza ya no importa. Cinco minutos de fotos y ya está, a otra cosa.

Yo no se si busco el éxito, no tengo claro que significa, ¿ganar en algo? ¿Lograr alguna medalla? Soy de la vieja escuela, pondero más la satisfacción que me produce hacer algo, compartir con alguien, vivir un momento.

Hay un viejo adagio sobre plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro, como signos de logros, símbolos la plenitud total como persona, como hombre. En esta época centrada en el éxito eso se interpreta como el éxito en la vida, la máxima realización. De seguro nadie repara en el mensaje que realmente transmite ejecutar esos tres actos.

Se trata de trascendencia. Queremos, necesitamos trascender. Hasta los que buscan el éxito, o la fama, buscan la trascendencia, de una forma desviada, carente de sentido. Otros dejan de buscar la trascendencia pues se conforman con el vacío remedo que les brinda la religión, o la creencia en algún dios. Todos han perdido el sentido de trascender. Por eso que al final no sienten la satisfacción, o la buscan en cosas que no importan, o que simplemente no existen.

Hoy cumplo cuarenta y siete años, y me siento satisfecho con mi vida. Algunos la verán como exitosa, otros la encontrarán fome, o ñoña, yo no la mido de ninguna de esas maneras, pero sí siento que ha sido una vida interesante, plena, satisfactoria. Estar con los que me quieren, sentir que me quieren, y sentir el afecto de tantas otras personas más allá de mi círculo íntimo significa que estoy teniendo una vida plena, que estoy cumpliendo con ese mandato del universo, trascender.

“I want to put a ding in the universe – Steve Jobs

Me falta mucho, me falta tanto aún por hacer, espero tener las fuerzas y la salud para continuar. En las últimas semanas he realizado muchas cosas, desde participar en conferencias, ¡hasta publicar un libro! Y ahora estoy de cumpleaños, y sólo puedo sentir una gran satisfacción con mi vida, con mi familia, con mis amigos y conocidos.

Los invito a disfrutar de las satisfacciones de la vida, a valorar lo que tienen, a no preocuparse tanto del éxito, o de vivir una vida santa. ¡A vivir! Como dice Nietzche “La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño”, recuperemos esa seriedad del niño. Abandonémonos al juego. Como dijo Ciorán: “si somos un simple accidente, ¿por qué tomarlo todo tan en serio?”

La próxima vez que estén en un lugar hermoso disfrútenlo, antes de sacarse la foto para publicarla a “face”, estrechen a su pareja, díganle que la quieren. Besen a sus hijos, y si no los tienen, ¡téngalos! Que lo que realmente están buscando no es felicidad, no es éxito, es trascendencia, cuando la hayan alcanzado, dejando vuestra semilla en los corazones de sus descendiente, cuando hayan tocado el alma de sus semejantes, encontrarán la satisfacción.

Como suele ocurrir en mis cumpleaños les dejo un regalo, esta vez es una hermosa canción de Rush, con letra de Neil Peart, “Resist”.

I can learn to resist
Anything but temptation
I can learn to coexist
With anything but pain

I can learn to compromise
Anything but my desires
I can learn to get along
With all the things I can’t explain

I can learn to resist
Anything but frustration
I can learn to persist
With anything but aiming low

I can learn to close my eyes
To anything but injustice
I can learn to get along
With all the things I don’t know

You can surrender
Without a prayer
But never really pray
Pray without surrender

You can fight
Without ever winning
But never ever win
Without a fight

I can learn to resist
Anything but temptation
I can learn to coexist
With anything but pain

I can learn to compromise
Anything but my desires
I can learn to get along
With all the things I can’t explain

Y como bonus track EarthShine

  • Si quieren entender por qué Rush, lean el último capítulo de mi libro ;-)

Comentarios